16.XI.1532

Cornejo Polar empieza destacando el conflicto,  la complejidad y la  contradicción de la literatura latinoamericana y sus mecanismos principales: la “oralidad” y la “escritura”. Desde la partida, por lo tanto, nos adentramos en una estética de la irresolución, o sea un regodearse en la imprecisión, una afirmación de la heterogeneidad, un.. (please stop). La cosa es que Cornejo Polar no busca respuestas fijas, es más, parece recomendar no buscarlas, en especial en cuanto a nociones identitarias, o como quieran llamar eso de autoconocerse, identificarse pero en sentido grupal, en AL. Es decir, la contradicción inicial es autosuficiente, no requiere de resolución, o sea..(i said stop).

Después propone que tanto la oralidad como la escritura corresponden a dos “historias” distintas pero entrelazadas, y que en el caso de AL, la una, la escritura, no puede deslindarse completamente de la otra, la oral.

El encuentro entre Valverde y Atahualpa (sabían que el Ecuador pudo haberse llamado “Atahualpía”, ya que fue uno de los nombres propuestos en la sesión inaugural del Congreso Nacional en 1830) representa simbólicamente un génesis del encuentro entre oralidad y escritura, y una cuasi génesis de la literatura latinoamericana como tal. Pero Cornejo Polar dice, expresamente que le interesa “obviar” (p. 21) los aspectos que corresponden a una historia fidedigna  en aras (¡en aras!) de este “choque” simbólico de entre dos fuerzas formales que componen a la literatura (oralidad vs. escritura) … y esto también es sintomático de lo que sucederá en la mayor parte del texto: no se está construyendo una historia lineal sino una discontinua como propone H. White también.

más adelante viene esa cita fantástica que coloqué en mi anterior post. Entonces sí existe una resolución para Cornejo Polar afterall and I was wrong.

y el poema de CV, que sale del poemario de Vallejo dedicado a la Guerra Civil Española, o sea una especie de reconquista textual, una venganza de Atahualpa, o Atahualpa resurrecto en un miliciano, o (STOP!)

Solía escribir con su dedo grande en el aire:
«¡Viban los compañeros! Pedro Rojas»,
de Miranda de Ebro, padre y hombre,
marido y hombre, ferroviario y hombre,
padre y más hombre. Pedro y sus dos muertes.

Papel de viento, lo han matado: ¡pasa!
Pluma de carne, lo han matado: ¡pasa!
¡Abisa a todos compañeros pronto!

Palo en el que han colgado su madero,
lo han matado;
¡lo han matado al pie de su dedo grande!
¡Han matado, a la vez, a Pedro, a Rojas!

¡Viban los compañeros
a la cabecera de su aire escrito!
¡Viban con esta b del buitre en las entrañas
de Pedro
y de Rojas, del héroe y del mártir!
Registrándole, muerto, sorprendiéronle
en su cuerpo un gran cuerpo, para
el alma del mundo,
y en la chaqueta una cuchara muerta.

Pedro también solía comer
entre las criaturas de su carne, asear, pintar
la mesa y vivir dulcemente
en representación de todo el mundo.
Y esta cuchara anduvo en su chaqueta,
despierto o bien cuando dormía, siempre,
cuchara muerta viva, ella y sus símbolos.
¡Abisa a todos compañeros pronto!
¡Viban los compañeros al pie de esta cuchara para siempre!

Lo han matado, obligándole a morir
a Pedro, a Rojas, al obrero, al hombre, a aquel
que nació muy niñín, mirando al cielo,
y que luego creció, se puso rojo
y luchó con sus células, sus nos, sus todavías, sus hambres, sus pedazos.

Lo han matado suavemente
entre el cabello de su mujer, la Juana Vázquez,
a la hora del fuego, al año del balazo
y cuando andaba cerca ya de todo.

Pedro Rojas, así, después de muerto
se levantó, besó su catafalco ensangrentado,
lloró por España
y volvió a escribir con el dedo en el aire:
«¡Viban los compañeros! Pedro Rojas».

Su cadáver estaba lleno de mundo.

 

 

 

 

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

One Response to 16.XI.1532

  1. caselles says:

    entonces, ¿los ecuatorianos serían atahualpos? me gusta 🙂

    Para ti, Vallejo ¿re-conquistaría esa voz derrotada primeramente por medio de una oralidad textual?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s